Tu YO no te permite SER

Nos cuesta tanto dejar fluir la vida que acabamos por bloquearla, forjando capas que impiden que nos atraviese lo malo pero también que nos suceda lo bueno. Y aún es mucho peor cuando vives totalmente engañado pensando que te conoces, que actúas siempre con el corazón en la mano dejando a un lado la razón en pro y beneficio de los otros. ¿Qué otros? solo estás buscando tu propia satisfacción, darle placer a tu Ego, sentirte el mejor. Das lecciones de humildad cuando no te permites ser humilde contigo mismo, das lecciones de confianza cuando desconfías de los demás.

El principio del final, la delgada línea que separa tu falso EGO (Yo) de tu verdadero SER.

Que fácil es dar de comer al Ego y dejar de sentir el SER, que rápido traspasas la frontera que te hace sentir pleno para acomodarte en la aislada soledad del duro y frío vacío .Que confortables son las lágrimas que derramas para desahogar tu alma aprisionada, que confunden tu sensibilidad con tu autocastigo, tu bondad con tu delirio, tu estúpida obsesión de control con el miedo a dejar fluir tu único SER.

egoEl YO no deja jamás de exigirte, de pedirte que posibilites sus arduos deseos, que mantengas bajo la batuta del control cada parcela de tu existencia. No te permite ser flexible, no te autoriza a resbalar y caer porque en ese momento te sentirás culpable de no haber podido estar a su altura. Inconsciente duermes pensando que eres consciente.

Al final acabas cansado, agotado, exhausto de ésta dicotomía, de éste falso engaño que te hizo creer que eras todo SER y no eres más que una marioneta de tu Ego. Que duro es mirarte al espejo y verlo, estás dominado por el Ego coartando tu propia libertad, esa que te puede hacer volar. Aún no sabes cómo vencerlo, aún desconoces que hacer para apartar de ti todos esos deseos y dejar que la vida te dé, a su tiempo, lo que está predestinado a ser.

Creías vivir conectado, consciente, atento y en presente, y sigues ausente cuando no aceptas la vida tal y como es, cuando permites que él te siga maltratando, te siga dominando y no te permita SER. Creías que eras SER y no eres más que un desliz del EGO. Reconócelo, acéptalo y empieza la transformación. Tu YO no te permite SER.

“Amor y ego no pueden ir juntos”

Osho

Anuncios

7 comentarios sobre “Tu YO no te permite SER

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s