El valor de la Aceptación

“Aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratar de ocultarla,

es la mejor manera de adaptarse a la realidad”

David Viscott

Pasan los días, y las noches, sin que nada a tu alrededor cambie. Parece que vives estable, aunque el mundo, a veces, sea cruel y desagradable. Sin embargo, aunque intentes ocultarlo, tú has cambiado, y como muchas otras veces en el pasado, ha tenido que ser con un buen tortazo. Tu interior te ha llamado, pero tú no lo habías escuchado.

Sale a la luz el dolor, así sin más, sin tu esperarlo. Llega de puntillas, en silencio, a oscuras. Se instala contigo, o más bien procede de ti. Siempre ha formado parte de ti, estaba ahí, navegando desde hace años, hacia arriba y hacia abajo. Siempre has viajado con tu mochila, o más bien con el dolor a cuestas. Pero él se ha cansado de que utilices parches para ocultarlo, ya no puede vivir, por más tiempo, en el anonimato.

Y empiezas a sentir su presencia, su incandescencia. Y empiezas a sentirte culpable, a reprocharte que has estado totalmente ciego, inconsciente, inflexible, ante el cambio que lentamente se aproximaba. Y venía y viene para algo, y hasta que no aprendas lo que te quiere mostrar, no se marchará. Creías sentirte plena y segura y comienzas a sentirte débil e insegura. Sin fuerzas, sin aliento, con unas terribles ganas de romper a llorar.

Indagas en tu interior, y descubres que no siempre te has sentido digna de amor, que no siempre has sido coherente y congruente con tus propias emociones, que no siempre has conseguido el ansiado equilibro y la armonía interna. No sabes que eres digno de Amor, hasta que tu único refugio es la dignidad, y tu fiel compañera la soledad. Y descubres, con la misma certeza que un niño cree en la magia, que el único remedio que puedes aplicar a esta tortura, es practicar el perdón.

Perdonarte te ayudará a sanarte. Y sanarte, te llevará a Aceptarte y Amarte.

Porque no hay mayor símbolo de AMOR, que la propia aceptación. Porque no hay mayor curación que sentirse digno de amor. Y Amar sin límites, sin tiempos, sin restricciones, sin lamentos. Amar todo lo que hay en ti incondicionalmente, porque forma parte de quién eres.

Y al fin aprendes que, es el AMOR el gran VALOR de la ACEPTACIÓN.

#CeliaTeInspira en inteligencia emocional

#MartesInspirados

Photo credit: Con dos eses fotografía realizada en Wild Valencia

Sólo por hoy…

Déjame decirte que cuando sonríes se ilumina tu rostro y cuando ríes se enciende tu alma. Sólo por hoy permíteme recordarte que el futuro no existe y el pasado es ya un lejano recuerdo.

Sólo por hoy olvídate de lo que te pone triste y piensa en todo lo que te hace estar alegre.

Sólo por hoy respira cada momento con energía pura y limpia.

celia-dominguez-motivateSólo por hoy detente a contemplar la belleza que existe a tu alrededor, comprende que ha sido creada para ti.

Sólo por hoy levanta la cabeza, mira al cielo y da las gracias por estar aquí.

Sólo por hoy siéntete pleno por lo que ERES y no solo por lo que tienes.

Sólo por hoy transforma tu pensamiento negativo en positivo, tus limitaciones en oportunidades.

Sólo por hoy…

Déjame decirte lo importante que eres, no por quien crees SER sino por quien realmente ERES.

Déjame decirte que no estas sólo por muy sólo que a veces puedas llegar a sentirte. Que no eres el único que llora cuando se tuercen las cosas, ni el único que grita cuando no todo funciona. Déjame decirte que por mucho que te enfades las circunstancias no cambian si tú no pones de tu parte para que cambien. Permíteme que te diga que aunque creas que has fracasado no ha sido más que un intento que te llevara al éxito si continuas perseverando.

Sólo por hoy equivócate, comete errores, y siente que has hecho lo que tu corazón te ha marcado.

Sólo por hoy haz que el DÍA DE HOY sea un lugar único y mágico.

Es todo lo que tienes.

Esas personas…

Me inspiran esas personas que se desafían a ellas mismas, que saltan los límites y encuentran el camino ilimitado. Esas personas que no se conforman con el mundo dado y trabajan por mejorarlo. Me inspiran las personas que impulsan a los de su alrededor a cumplir sus sueños, solo porque ellos un día también recibieron un pequeño impulso de alguien.

Me encantan esas personas que al verte te abrazan muy fuerte, como si fuera el último abrazo que pudieran regalarte. Esas personas que te miran profundamente a los ojos, en silencio, y por un largo tiempo. Me encantan las personas que sonríen a los desconocidos, que se ríen como los niños y que bailan cuando el tiempo cambia.

Celia-Dominguez-motivacionMe conquistan esas personas que te llaman sin excusa ni pretexto, solo por escuchar el sonido de tu voz. Esas personas que no conocen la distancia entre un suspiro y una carta.

Me enamoran las personas que dicen “te amo” y aman hasta tal profundidad que, a veces, se les puede ir la vida en ello.

Confío en esas personas que prefieren dar a recibir, que cultivan la humildad y que huyen de la vanidad. Esas personas que te susurran al oído:

¡Pase lo que pase siempre estaré a tu lado!

Confío en las personas que han aprendido a llorar, que han roto sus propias máscaras y no tienen miedo a mostrar su vulnerabilidad.

Admiro a esas personas que no buscan ser perfectas y que ya no se comparan con nadie. Esas personas que no miran el reloj durante una larga conversación. No puedo dejar de admirar a las personas capaces de prestarte atención plena.

Me fascinan esas personas que abren la ventana durante las noches estrelladas para contemplar la belleza del cielo que les rodea. Esas personas que viven en el aquí y el ahora. 

Creo en las personas que aún no saben que tienen un gran potencial.

Creo en MI

y creo en TI

empieza

también a

CREER.