Comunicación, autenticidad y honestidad, bases de la confianza

Decía Covey -autor de los 7 hábitos de la gente altamentene efectiva- que cuando la confianza es alta, la comunicación es fácil, instantánea y efectiva, por lo que cuando la comunicación falla es debido a que se ha perdido la confianza. Ganarse la confianza de alguien puede ser fácil o puede costar años, pero como todo en la vida, lo importante no es lograrlo, sino mantenerlo y consolidarlo con el paso del tiempo.

No todas las personas van a ser dignas de tu confianza, pues no todas son auténticas, íntegras y honestas para merecer lo que con hechos, quizá, han desmerecido. No confíes en quien miente o se excusa, está claro que algo oculta. No confíes en quien difama, critica y avasalla, hará lo mismo en cuanto te vayas. No confíes en quien no se ama, pues jamás sabrá devolverte tu confianza.

Los lazos que se tejen fuertes y se basan en acciones recíprocas no desaparecen, pero cuando te dan una puntada sin hilo, cuando hablan de ti a tus espaldas, cuando las ausencias son más grandes que las presencias, entonces ya no hay repunte que devuelva los vínculos, ni hay hilo que sostenga lo que está ya más muerto que vivo.

photo-1428604467652-115d9d71a7f1La confianza se refuerza con las acciones y se pierde rápidamente con las decepciones. Habrá, pues, que construir una base sólida sustentada en valores con el fin que exista una confianza estable y duradera. Estas son las bases que, desde mi punto de vista, considero esenciales para una confianza fuerte e inquebrantable:

Comunicación: la comunicación es un pilar fundamental. Comunicar desde y con el corazón lo que pensamos, lo que sentimos, lo que nos gusta y nos disgusta, fortalecerá nuestra calidad humana y hará que tengamos una mejor relación con nuestro entorno.

Autenticidad: ser auténtico es ser uno mismo, sin máscaras, sin aditivos, sin conservantes ni colorantes. La autenticidad se demuestra actuando según nuestros principios y valores, sin dejar que los demás impongan sus criterios y pretendan que seas o te conviertas en otra persona. El SER auténtico huye de las manipulaciones y no se deja influenciar por los demás.

Honestidad: ser honesto es ser fiel a uno mismo y tener el valor de decir la verdad a los demás. Cuando la honestidad se desvanece es cuando más próxima está de florecer la desconfianza.

La carencia de estas tres cualidades en un ser humano denota la existencia de unos principios y valores poco firmes.

Inspirar confianza a los demás y ser dignos de ella requiere, por tanto, de una gran  valentía personal.

Photo credit: Jordan McQueen

Anuncios

Decir NO también es sinónimo de Amor

No hay mayor esclavitud que decir sí

cuando se quiere decir no”  Baltasar Gracián

Me he pintado los labios rojos y he salido a la calle con el corazón dispuesto a abrir nuevos rincones y la sonrisa dispuesta a dejar huella. Antes de salir he colocado mi simpatía en el bolso, y he metido también los buenos modales. Camino siempre con una chaqueta bordada de valores y los pantalones están tejidos con un sinfín de principios. Me he peinado con humildad y mi perfume huele a dignidad. En los zapatos acumulo alguna que otra piedra, y en mi cartera sólo hay buenas y duras experiencias.

Mis manos son grandes, para acoger y recoger a quien me necesite por el camino. Siempre he sido de confiar y de decir sí antes que negar. Mas el ir con la cabeza en su sitio mirando hacia tus objetivos y tener claro cuáles son los cimientos que te forman y conforman, parece, quizá, no gustar.

photo-1445295029071-5151176738d0Siempre he sido de decir sí antes que negar, pero hoy con mis labios pintados de color rojo y mi chaqueta de valores estoy aprendiendo a decir NO, sin mucha más explicación. Pues quien te menosprecia no la merece, quien te amenaza no la entiende, quien te intenta manipular no la acepta y quien te culpa te volverá a culpar.

Di NO a las personas que te demuestran que no te quieren (aunque te estén diciendo lo contrario), di no a las situaciones que te hacen sentir mal, que no son éticas ni morales y que no te aportan ningún bienestar. Aprende a decir NO a lo que no deseas, por mucho que eso conlleve alejarte de círculos cómodos y conocidos. No aceptes algo que no mereces, ni cargues con la mochila de carencias de otras personas. No permitas que alguien te menosprecie o te haga sentir culpable mientras asume un papel de víctima, tú no eres el responsable.

Di NO a las personas y entornos tóxicos, a la gente que sólo se queja y no pone su granito de arena para mejorar la sociedad.

Di NO a las personas que aparecen y desaparecen sólo por su propio interés, y a las que, pobres de ellas, se dejan llevar como el viento y manipular.

Tú eres valiente, fuerte y sensible, eres humana y a veces mundana. Jamás debes permitir SER lo que no eres por complacer a otras personas; ni inclinar la cabeza por creer en ti, ni dar un paso atrás cuando quieres avanzar y evolucionar.

Decir NO a ciertas situaciones es sinónimo de respeto y AMOR hacia uno mismo, de autoconfianza, y de valor personal. Valórate para que te puedan valorar y respetar los demás.

Tú ya eres valiosa y poderosa, construida de retales de experiencias y de emociones intensas. Jamás debes permitir perder tu dignidad, ni temblar ante un bravucón lleno de odio y de dolor.

Aprende mujer, desde hoy, a decir bien fuerte con tus labios pintados de rojo: NO.

Photo credit: Léa Dubedout

En Amor a Mi

“El único estado de plenitud posible es el del Amor”

Un Curso de Milagros

Puede sonar egocéntrico o puede que te llegue confundir, pero no hay mayor confusión que la de aquella persona que aún no se ha conocido a sí misma. Aquella, que solo se siente valiosa si tiene a alguien al lado que la ama.

¿Necesidad de Amor o Amor por necesidad?. Más bien dependencia emocional como bien relata Covadonga Pérez-Lozana.

Que sea la última vez que reclamas AMOR porque te da miedo la soledad. La soledad te enseña a amar de verdad, te muestra el camino hacia el interior, te ayuda a conocerte y a quererte, a respetarte y a embriagarte de cada instante que te regala la vida.

Enamórate de ti antes de enamorarte de los demás, porque es la única vía para encontrar la felicidad. Enamórate de ti y podrás sentir y compartir AMOR auténtico.

“En Amor a mi” es un canto que todos deberíamos practicar:

san-valentinQuiero descubrir todo lo que hay en mi.

Quiero amarme por completo, sin reproches ni lamentos.

Quiero comprenderme hasta en mis momentos de incomprensión.

Quiero mirarme como lo que soy, un SER especial.

Quiero reírme cuando tenga ganas de llorar y llorar de risa sin parar.

Quiero ser mi amiga hasta cuando me ponga el traje de enemiga.

Quiero juzgarme menos y soltarme más.

Quiero despertarme cada mañana sonriendo por todo lo que está por llegar.

Quiero despreocuparme por lo que no me debo de preocupar.

Quiero equivocarme de vez en cuando y no culparme si las cosas no salen como yo esperaba.

Quiero eliminar las barreras mentales que me impiden avanzar.

Quiero pararme, escuchar y conversar con mi pequeña niña interior.

Quiero hallar la certeza dentro de la incertidumbre. Pulir mis asperezas y sacar brillo a las impurezas.

Pero sobre todo, quiero despeinarme y maquillarme cuando al fin venga esa persona especial a quién sabré amar.

En Amor a Mi, porque sin mi no soy nadie

#CeliaTeinspira en inteligencia emocional

Esas personas…

Me inspiran esas personas que se desafían a ellas mismas, que saltan los límites y encuentran el camino ilimitado. Esas personas que no se conforman con el mundo dado y trabajan por mejorarlo. Me inspiran las personas que impulsan a los de su alrededor a cumplir sus sueños, solo porque ellos un día también recibieron un pequeño impulso de alguien.

Me encantan esas personas que al verte te abrazan muy fuerte, como si fuera el último abrazo que pudieran regalarte. Esas personas que te miran profundamente a los ojos, en silencio, y por un largo tiempo. Me encantan las personas que sonríen a los desconocidos, que se ríen como los niños y que bailan cuando el tiempo cambia.

Celia-Dominguez-motivacionMe conquistan esas personas que te llaman sin excusa ni pretexto, solo por escuchar el sonido de tu voz. Esas personas que no conocen la distancia entre un suspiro y una carta.

Me enamoran las personas que dicen “te amo” y aman hasta tal profundidad que, a veces, se les puede ir la vida en ello.

Confío en esas personas que prefieren dar a recibir, que cultivan la humildad y que huyen de la vanidad. Esas personas que te susurran al oído:

¡Pase lo que pase siempre estaré a tu lado!

Confío en las personas que han aprendido a llorar, que han roto sus propias máscaras y no tienen miedo a mostrar su vulnerabilidad.

Admiro a esas personas que no buscan ser perfectas y que ya no se comparan con nadie. Esas personas que no miran el reloj durante una larga conversación. No puedo dejar de admirar a las personas capaces de prestarte atención plena.

Me fascinan esas personas que abren la ventana durante las noches estrelladas para contemplar la belleza del cielo que les rodea. Esas personas que viven en el aquí y el ahora. 

Creo en las personas que aún no saben que tienen un gran potencial.

Creo en MI

y creo en TI

empieza

también a

CREER.