El miedo a la independencia

“El ser humano nace libre y, sin embargo,

por todas partes se encuentra encadenado

Jean Jaques Rosseau

Desde que nacimos hemos ido creando vínculos de dependencia por miedo a sentirnos solos. Primero con nuestros padres y familiares, luego con amigos, parejas y hasta con objetos materiales. Suplimos nuestras propias carencias con las dependencias emocionales. Huimos de la soledad, porque creemos que es un lugar feo y oscuro en el que nos van a atacar los monstruos –esos que únicamente están en nuestra cabeza-.

Nos hemos inventado el miedo al abandono, como si no pudiéramos valernos por nosotros mismos, como si no hubiera vida después de que una persona se marche. Nos cuesta mucho hacernos cargo de nosotros mismos, nos supone un mundo aceptar que somos los únicos responsables y co-responsables de la vida que llevamos, sin darnos cuenta que crecer implica llevar las riendas. Y llevar las riendas incluye madurez y responsabilidad.

La dependencia, tanto de personas como de bienes materiales, acaba convirtiéndonos en esclavos y coartando la esencia de la vida, que no es otra que la libertad. Nada ni nadie te pertenece, y tú no eres posesión de nadie. No aceptes a alguien que te diga “eres mía”.

julia-caesar

Somos emocionalmente inmaduros, cuando no somos capaces de alejarnos de lo que nos hace daño, cuando no toleramos que alguien que ya no quiere estar a nuestro lado, alce el vuelo. Somos emocionalmente inmaduros, cuando seguimos pensando en el pasado, cuando nos atamos a recuerdos, a sensaciones, y a momentos que ni están, ni volverán. Cuando impedimos la libertad de los demás e imponemos nuestro propio criterio sin escuchar. Cuando paseamos con el dolor a cuestas y elegimos el papel más fácil, el de víctima. Somos emocionalmente inmaduros, cuando somos incapaces de disfrutar el ahora y de decir adiós sin culpa y sin rencor.

Aferrarte no va a salvarte, lo único que hace es cegarte. El apego, tal y como señala Sergio Fernández en su libro “Vivir con abundancia” busca seguridad en lo externo, pero nada externo puede proporcionarte lo que solo puedes encontrar en tu interior. Tu felicidad, no depende de lo que tengas o de a quién tengas, ya de por si (aunque aún no lo sepas) tienes todo para ser feliz. Te tienes a ti.

El amor,

solo es Amor,

si va firmado por la libertad y la independencia.

#CeliaTeInspira en inteligencia emocional

#MartesInspirados

Photo credit: Julia Caesar

Anuncios

Un comentario sobre “El miedo a la independencia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s