Lo que aprendí comunicando

Aprendí que el silencio tiene más poder que la propia palabra, y que si lo acompañas de un gesto se convierte en un valor en alza.

Aprendí que las personas escuchan más con las miradas que si les hablas con una fuerte palabra.

Aprendí a descifrar las emociones codificadas en la palabra hablada.

Aprendí que el respeto dice más de un ser humano que su elocuencia hablando.

Aprendí que los besos son el lenguaje verbal más sincero y los abrazos el corporal más sano.

Aprendí que los mensajes son más convincentes si demuestras que te los crees. Y que…

Persuadir no es cosa de hacer un buen speech sino de hacer sentir.

Aprendí que un bonito tono de voz puede cautivar más que una larga explicación.

Aprendí que el lenguaje del cuerpo es más potente que un buen argumento.

celia-dominguez-comunicacion-oratoriaAprendí que la naturalidad conecta más que la versatilidad en el escenario.

Aprendí que el temor a hablar en público se vence con la pasión.

Aprendí que una mera distracción puede ser el fracaso de una gran exposición.

Aprendí que escribir puede transmitir los pensamientos del alma. Y que…

La esencia del discurso oral no es influir sino EMOCIONAR y transformar a los demás.

Y por último aprendí que el lenguaje está vivo y que depende del orador que el publico llegue a sentir fervor.

Anuncios

3 comentarios sobre “Lo que aprendí comunicando

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s