Que sea la última vez

Que sea la última vez que te sientes culpable de las emociones de tus semejantes.

Que sea la última vez que dejas de hacer y vivir tu vida porque ello causa envidias y otras tonterías.

Que sea la última vez que no imprimes tu personalidad porque a los de tu alrededor les pueda molestar.

Has invertido mucho tiempo en conocerte, en saber quién eres y qué es lo que quieres, como para permitir a estas alturas que los comentarios ajenos te influyan. Brillas con luz propia y esas personas lo ven y lo saben, por eso te envidian, por su falta de carisma, así como su carencia de autoestima. Su poco amor a la infinitud de la vida les hace centrar sus esfuerzos en destruirte en lugar de construir sus propios cimientos. Ira desmedida hacia sí mismos por no tener la vida de sus sueños, por no haber sido valientes y arriesgarlo todo a una sola carta, a la carta que todo lo mueve y todo lo puede: la confianza en uno mismo.

photo-1429277005502-eed8e872fe52Tú, sigue caminando por el sendero que has elegido, con fuerza y con ímpetu por traspasar tus propios límites, por seguir creciendo y aprendiendo, pues de eso trata la vida, de aprender lecciones todos los días.

Manténte siempre alerta, pues cuando menos lo esperes, habrá alguien que intente difamarte, destruirte, o alejarte de tus seres queridos. Y cuando esto suceda, guarda por unos instantes silencio, mírate en el espejo, contempla tu belleza interna y perdónale porque aún no ha aprendido a quererse, todavía no ha descubierto que todos somos uno y que el daño que intenta causar subyace en él mismo. Aún no ha extraído el dolor que existe en su corazón, ni la rabia, ni el rencor. Todavía no ha aprendido a curarse, pues tan solo utiliza parches, que con un poco de aire se caen y dejan a relucir todas sus inseguridades. Perdónale, porque su falta de visión, de coherencia, y de conexión interna le impiden madurar y avanzar.

Tiene tanto miedo al sufrimiento y es tan débil por dentro, que prefiere causar dolor a emitir amor, prefiere sentir rabia y tristeza por las alegrías ajenas. Sus emociones le controlan de tal manera que pretende controlar la vida de los demás, inconsciente del ahora y del poco poder que posee sobre la fluidez de la vida. Vive en una mentira constante, intentando mostrar y demostrar que es feliz, y que es mejor que nadie. Pero nadie, absolutamente nadie, es mejor que nadie, tan solo estamos en diferentes estados evolutivos. Tú sigue caminando hacia el amor, dando amor, sintiendo amor… él ya fallecerá por su propio dolor interior.

Y si tus destellos de luz molestan, si tu vida causa celos y envidias, siéntete feliz, pues en el fondo solo tienen miradas de admiración para ti.

Que sea la última vez.

Buen camino, amigo.

Photo credit: Julia Caesar

Anuncios

Sólo por hoy…

Déjame decirte que cuando sonríes se ilumina tu rostro y cuando ríes se enciende tu alma. Sólo por hoy permíteme recordarte que el futuro no existe y el pasado es ya un lejano recuerdo.

Sólo por hoy olvídate de lo que te pone triste y piensa en todo lo que te hace estar alegre.

Sólo por hoy respira cada momento con energía pura y limpia.

celia-dominguez-motivateSólo por hoy detente a contemplar la belleza que existe a tu alrededor, comprende que ha sido creada para ti.

Sólo por hoy levanta la cabeza, mira al cielo y da las gracias por estar aquí.

Sólo por hoy siéntete pleno por lo que ERES y no solo por lo que tienes.

Sólo por hoy transforma tu pensamiento negativo en positivo, tus limitaciones en oportunidades.

Sólo por hoy…

Déjame decirte lo importante que eres, no por quien crees SER sino por quien realmente ERES.

Déjame decirte que no estas sólo por muy sólo que a veces puedas llegar a sentirte. Que no eres el único que llora cuando se tuercen las cosas, ni el único que grita cuando no todo funciona. Déjame decirte que por mucho que te enfades las circunstancias no cambian si tú no pones de tu parte para que cambien. Permíteme que te diga que aunque creas que has fracasado no ha sido más que un intento que te llevara al éxito si continuas perseverando.

Sólo por hoy equivócate, comete errores, y siente que has hecho lo que tu corazón te ha marcado.

Sólo por hoy haz que el DÍA DE HOY sea un lugar único y mágico.

Es todo lo que tienes.

La Esencia más pura y dura

Siempre he pensado que existe algo dentro de cada uno de nosotros que nos empuja a llevar a cabo determinadas acciones en la vida. Siempre he pensado que ese impulso interior es el verdadero motor de nuestra vida, el que nos da energía y nos ilumina en los momentos de mayor penumbra.

Siempre he pensado que existe una fuerza ilimitada que nos ayuda a superar los obstáculos, a sentirnos autorrealizados, a mirar más allá de las nubes y a tener la valentía y coraje de atravesar el frondoso bosque de árboles que impide nuestro crecimiento personal y auténtico. Y todo esto es lo que yo denomino “esencia”, la identidad más pura y natural que posee cada individuo.

“Nuestra esencia condiciona nuestra existencia”

Pero,  ¿nos hemos parado alguna vez a escucharla? ¿nos hemos detenido alguna vez a sentirla? ¿nos hemos atrevido alguna vez a mirarla?. Pocos son los valientes que tienen la osadía de descubrirla y dejarse guiar por ella. Cierto es, que detenerse en esta ajetreada vida para buscar en el interior cual es nuestra verdadera esencia resulta una tarea ardua y difícil que además suele producir un miedo apabullante, el cual nos paraliza.

Porque ¿y si no nos gusta lo que vemos? ¿y si lo que encontramos no es lo que estamos realizando? ¿qué es lo que puede pasar?. Tan sólo que llegaremos a un lugar vacío, desconocido e incomodo que nos producirá una lucha con nosotros mismos, un yo externo contra un yo interno, una apariencia contra una esencia.

Una vez superada la barrera del autoconocimiento y auto-aceptación, nosotros elegimos y decidimos; elegimos que camino seguir, el aparentemente cómodo y fácil guiado por las circunstancias y la rutina, o el arriesgado y extraño mundo de los sueños y anhelos de nuestro interior, que nos conducirá al logro de nuestros objetivos y metas de la mano de nuestra más pura y dura esencia.

Tú eliges, tú decides y sólo tú tienes el poder de conectar con tu esencia y conseguir que lo que hoy es una visión mañana sea una realidad. Lidera tu vida porque sólo así brillarás todos los días.

Autorrealización femenina

Esta semana se conmemora el Día Internacional de la Mujer reconocido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el 8 de marzo se cumplen 101 años de la primera celebración de este fecha. Es el día por excelencia de la mujer, de la mujer luchadora y trabajadora, de la mujer que día a día saca toda su fuerza interior para lograr el status que se merece en la sociedad actual.

Mujeres como tu y como yo, que tienen la necesidad de implicarse al máximo en su entorno laboral y familiar para conseguir sentirse no solo útiles, sino autorrealizadas.

Este reconocimiento, marcado por un largo camino, va más allá del propio valor que la sociedad debe otorgar a la mujer contemporánea; es la búsqueda continua del bienestar interior, es el fin de todo hombre y mujer, es el lugar más alto en la conocida Pirámide de Maslow,  es la “autorrealización”.

La autorrealización femenina subyace en este ocho de marzo, debajo de la superficialidad de las conmemoraciones, una autorrealización completamente diferente para cada persona, que encuentra su propia felicidad en un modus de vida distinto. El sentimiento de aceptación y satisfacción con uno mismo es el máximo al que puede llegar el ser humano consiguiendo así una felicidad plena.

Vivamos este ocho de marzo como queramos vivirlo, desempeñando nuestras funciones diarias en la sociedad, pero siempre con la consideración de ser quien realmente somos, mujeres fuertes, decididas, madres, compañeras, hijas, hermanas, mujeres profesionales y necesarias en la vida actual, que tienen grandes aspiraciones y objetivos y luchan por conseguirlos.

Feliz día de la Mujer Trabajadora a cada una de vosotras!!!!